modelo gavilan

Es un módulo de Competencia para Manejar Información (CMI), versión 2.0, resultante del trabajo de aula de docentes y estudiantes. Incluye estrategias didácticas del Modelo Gavilán enriquecidas con nuevas herramientas, artículos, guía de utilización simplificada, y numerosas actividades que facilitan el desarrollo de la CMI, habilidad indispensable para el siglo XXI.

El modelo Gavilán es ademas un modelo metodológico sobre "competencia para manejar información" (CMI), definida como las habilidades, conocimientos y actitudes que el estudiante debe poner en práctica para: identificar lo que necesita saber en un momento dado, buscar efectivamente la información que esto requiere, determinar si esta información es pertinente para responder a sus necesidades y convertirla en conocimiento útil para solucionar Problemas de Información en contextos variados y reales de la vida cotidiana.
external image Principal.gif
external image Principal.gif





Muchos son los modelos que se han planteado para la adquisición y práctica de las Competencias para manejar Información (CMI), todas ellas con supuestos teóricos y prácticos bastante equivalentes, aunque, en su mayoría, con mayor validez en los métodos y costumbres de la realidad norteamericana y europea.









- PASOS Y SUBPASOS DEL MODELO GAVILÁN:


PASO 1: DEFINIR EL PROBLEMA DE INFORMACIÓN YQUÉ SE NECESITA INDAGAR PARA RESOLVERLO

Con frecuencia, al enfrentarse a una investigación, los estudiantes comienzan a recopilar información sin reflexionar cuidadosamente sobre qué es exactamente lo que NO saben al respecto y cuál es el alcance de lo que deben investigar. Esto ocurre muchas veces porque se pide a los estudiantes consultar sobre un tema amplio determinado, por ejemplo, las células madre o la Segunda Guerra Mundial, sin ofrecerles parámetros claros para comenzar a investigar y sin orientarlos para que aprendan a identificar y a establecer adecuadamente lo que necesitan indagar para culminar con éxito la tarea que se les planteó.
La finalidad de este paso, es que los estudiantes adquieran estas capacidades mediante la realización de actividades que les permitan aprender a plantear Problemas de Información y a establecer qué es exactamente lo que necesitan saber para resolverlos. Para esto se requiere que identifiquen una necesidad de información dentro de un contexto o situación determinados y que la expresen mediante una Pregunta Inicial que le de un norte a la investigación (subpaso 1a). Adicionalmente, deben analizar esta última con el objeto de identificar los temas centrales que se deben consultar para resolverla, así como los aspectos y conceptos más relevantes de cada tema en los cuales se debe centrar la búsqueda de información (subpaso 1b).
Como resultado de la formulación y análisis de la Pregunta Inicial, los estudiantes deben elaborar un Plan de Investigación (subpaso 1c) y plantear Preguntas Secundarias (subpaso 1d) que los oriente de manera clara y ordenada durante los demás pasos del Modelo. De este modo se establece que el Paso 1 es fundamental y determina en gran parte el éxito de la investigación. Adicionalmente, el docente debe evaluar el desempeño de los estudiantes durante la ejecución de cada subpaso y retroalimentarlos continuamente (subpaso 1e).
Es importante recordar que el Paso 1 puede llevarse al aula de manera independiente de los demás pasos del Modelo y que es recomendable hacerlo hasta que los estudiantes desarrollen las habilidades puntuales que deben poner en práctica al realizarlo. Para ello, se sugiere trabajar por separado los subpasos 1a, 1b, 1c y 1d mediante actividades específicas para cada uno de ellos y, posteriormente, de manera continua a través de actividades que los integren todos.



Paso1e
Paso1e

Paso1e


A continuación vamos a desarrollar los subpasos 1a, 1b, 1c, 1d y 1e, como vemos en el esquema la union de todos estos subpasos van a servir para elavorar el primer paso.

Subpaso 1a:Definir cuál es el Problema de Información y plantear la
Pregunta Inicial que pueda ayudar a resolverlo

Durante este subpaso y el siguiente se ponen en juego el desarrollo de dos
habilidades: 1ª plantear adecuadamente un Problema de Información mediante la
formulación de una Pregunta Inicial que pueda ayudar a resolverlo, y 2ª analizar
esta pregunta para identificar qué se necesita saber para responderla.
Para atender la primera de las habilidades mencionadas, es necesario tener
en cuenta que plantear un Problema de Información en el aula, más que enunciar
un tema para investigar (Ej. El Sistema Circulatorio Humano), implica formular
una Pregunta Inicial sobre una situación, evento o circunstancia concretos que
requiera, para resolverse, información ya existente sobre un tema de un campo de
conocimiento específico.
Esta Pregunta Inicial debe despertar la curiosidad de los estudiantes,
invitarlos a la discusión y motivarlos a examinar sus conocimientos previos y sus
experiencias para generar ideas que les permita abordarla.
Para cumplir con estas características es necesario que la Pregunta Inicial no se
refiera a un concepto o aspecto específico del tema al que hace referencia, como
es el caso de las preguntas ¿Cuáles son los órganos que conforman el Sistema
Circulatorio Humano? o ¿Qué es la sangre?. Por el contrario, debe estar planteada
de tal manera que el estudiante vea la necesidad de explorar el tema con
profundidad para poder responderla. La pregunta ¿Qué consecuencias sufriría un
cuerpo humano si le quitan su Sistema Circulatorio? Es más adecuada porque
permite que el estudiante se enfrente a la necesidad de reflexionar sobre un
problema específico, le de un sentido práctico y contextualizado a la investigación
que va a realizar y reconozca la importancia de obtener información sobre
diversos conceptos y aspectos del tema.
Además, es necesario que durante las investigaciones iniciales sea el
docente quién plantee las Preguntas Iniciales de los Problemas de Información
que se van a trabajar. De esta manera, ellos pueden aprender en qué consisten,
cuál es su importancia para una investigación y qué criterios se deben tener en
cuenta para formularlas apropiadamente.
Una vez que los estudiantes estén familiarizados con este tipo de preguntas
(iniciales), el docente puede generar actividades de clase en las cuáles ellos
puedan detectar por sí solos Problemas de Información y expresarlos mediante
Preguntas Iniciales.
Subpaso 1e: Evaluación del Paso 1

Durante el desarrollo del Paso 1, el docente debe valorar si los estudiantes
comprendieron la manera de analizar una Pregunta Inicial, si identificaron sus
principales conceptos, si formularon hipótesis y si establecieron los aspectos más
importantes que se deben conocer para resolverla. Además, evaluar si exploraron
el tema adecuadamente y analizaron la información que surgió en la puesta en
común para verificar si sus hipótesis son válidas. Sí determinaron los conceptos y
aspectos importantes para solucionar la Pregunta Inicial, descartaron los que no lo
son y establecieron relaciones entre ellos; si desarrollaron criterios para elaborar
un Plan de Investigación que permita, por una parte, seleccionar la información
más pertinente para resolver la Pregunta Inicial y desechar la que no lo es y, por la
otra, ajustarse al tiempo y a los recursos disponibles para la actividad. Por último,
verificar si las Preguntas Secundarias formuladas delimitan apropiadamente lo
que realmente se necesita saber y pueden orientar adecuadamente la búsqueda de
información.


PASO 2 : BUSCAR Y EVALUAR FUENTES DE INFORMACIÓN

Generalmente, los estudiantes tienen un conocimiento limitado sobre la variedad de fuentes de información que tienen a su disposición para resolver los Problemas de Información a los que con frecuencia se enfrentan y, más aún, sobre las diferentes estrategias que pueden utilizar para acceder a ellas. Del mismo modo, suelen tener dificultades para reconocer si la información que encuentran es útil para atender su necesidad de información y además, si ésta es confiable y de buena calidad.
El objetivo de este paso es que los estudiantes desarrollen habilidades de búsqueda y evaluación de fuentes de información, especialmente cuando utilizan Internet como medio para acceder a ellas. Para lograr este objetivo, es necesario que: a) conozcan gran cantidad de las fuentes a la que pueden acceder, sus tipos y las características de la información que ofrecen (subpaso 2a); b) que estén en capacidad de seleccionar las fuentes que pueden responder mejor a sus necesidades de información (subpaso 2a); c) que identifiquen los diferentes tipos de motores de búsqueda, los utilicen adecuadamente y apliquen estrategias de búsqueda lógicas que se ajusten a los parámetros del Problema de Información (subpaso 2b); y d) que reconozcan la importancia de evaluar las fuentes que encuentran y adquieran criterios sólidos para juzgar su pertinencia, calidad y confiabilidad (subpaso 2c). Adicionalmente, el docente debe evaluar el desempeño de los estudiantes durante la ejecución de cada subpaso y retroalimentarlos continuamente (subpaso 2d).
Es importante recordar que el Paso 2 puede trabajarse en el aula de manera independiente de los demás pasos del Modelo hasta que los estudiantes desarrollen y se apropien de las habilidades puntuales que deben poner en práctica al realizarlo. Para ello, se sugiere trabajar por separado los subpasos 2a, 2b y 2c mediante actividades específicas para cada uno de ellos y, posteriormente, de manera continua llevando a cabo actividades que los integren.



Paso2d
Paso2d

Paso2d




PASO 3: ANALIZAR LA INFORMACIÓN

Con frecuencia, los docentes se quejan de que los estudiantes tienen dificultades para analizar información y principalmente por dos motivos: porque se abruman cuando deben leer y entender textos extensos y optan por “copiar y pegar” los fragmentos que responden superficialmente a sus preguntas; y/o porque no saben como organizar y depurar los datos que tienen disponibles.
Analizar información es una capacidad compleja y por eso es importante que los docentes orienten a los estudiantes con especial cuidado durante el proceso y utilicen herramientas que los ayuden a comprenderlo. Los subpasos del Paso 3 pretenden atender tres fases fundamentales que hacen posible el análisis de información:

La primera (subpaso 3a) consiste en que los estudiantes lean cuidadosamente los contenidos de las fuentes que tienen disponibles, para localizar y seleccionar en cada una de ellas, los datos que le ayudan a responder las Preguntas Secundarias. De esta manera, los bloques de información extensos se descomponen para extraer de ellos únicamente lo que es útil.
Durante la segunda fase (subpaso 3b), los estudiantes deben leer, comprender y comparar la información que seleccionaron de diversas fuentes, para evaluar si es coherente, pertinente, suficiente e imparcial para responder sus preguntas. Además, si existen planteamientos o puntos de vista contrarios entre uno o más autores; si los conceptos fundamentales se explican con la claridad y profundidad requerida o si es necesario buscar más información.

La tercera fase (subpaso 3c), consiste en que los estudiantes escriban con sus propias palabras una respuesta completa y concreta a cada una de las Preguntas Secundarias. Esto pone a prueba el nivel de comprensión que sobre el tema alcanzaron durante la segunda fase.

En general, el objetivo de este paso, es que los estudiantes adquieran la capacidad de analizar información mediante la realización de actividades que exijan trabajar las tres fases mencionadas de manera lógica y coherente, complementadas con la valoración y retroalimentación constante por parte del docente (subpaso 3d).
Para facilitar la comprensión de los contenidos de este paso y para ejemplificar una posible estrategia que garantice que los estudiantes analicen cuidadosamente la información que encontraron, además de facilitar al docente el proceso de evaluación, se diseñó la Plantilla para Analizar Información. La manera de utilizarla apropiadamente se explica a continuación a medida que se describen los subpasos.
Es importante aclarar que el Paso 3 puede trabajarse en el aula de manera independiente de los demás pasos del Modelo hasta que los estudiantes desarrollen las habilidades puntuales que deben poner en práctica al realizarlo. Sin embargo, a diferencia de los pasos 1 y 2, sus subpasos no deben desligarse para trabajarse por separado sino que siempre se deben desarrollar de manera continua.


Paso3d
Paso3d
Paso3d

PASO 4: SINTETIZAR LA INFORMACIÓN Y UTILIZARLA.
Pregunta Inicial
análisis y síntesis
Paso4
Paso4
Paso4

Recomendaciones para utilizar el modelo Gavilán:
  • Se recomienda trabajar con los estudiantes los temas de aprestamiento que se describen en el siguiente apartado, antes de comenzar a utilizar el Modelo Gavilán. Éstos temas les permiten adquirir una visión más amplia del extenso mundo de la información y de la importancia que tiene desarrollar la CMI en la sociedad actual.
  • El Modelo Gavilán y las estrategias didácticas para utilizarlo, tienen como principal objetivo que los estudiantes desarrollen la CMI. Sin embargo, este propósito puede alcanzarse únicamente si se trabajan con suficiente profundidad cada uno de los Pasos y subpasos que lo componen. Por esta razón, es deseable que su aplicación se incorpore de manera transversal dentro del Plan Curricular de las Instituciones Educativas desde el grado 6º hasta el grado 11º o, como mínimo, a partir del grado 8º, incluyendo en ambos casos, actividades de aprestamiento.
  • Es poco recomendable utilizar por primera vez el Modelo Gavilán en el aula realizando un proyecto de investigación completo; esto es, que se requiera trabajar en él todos los Pasos de manera continua. Dado que todos ellos implican poner en práctica habilidades puntuales, estas podrían quedar desatendidas debido a la extensión y complejidad de la actividad. Por esta razón, se recomienda trabajar cada uno de los Pasos por separado antes de resolver problemas de información que los integren a todos. Las especificaciones sobre cómo hacerlo se presentan tanto a lo largo de la Guía, como en las actividades propuestas para cada Paso.
  • Es necesario aclarar que las estrategias didácticas para aplicar el Modelo Gavilán se generaron especialmente para el desarrollo adecuado de investigaciones en las cuales la fuente de información principal es Internet. Sin embargo, los docentes pueden adaptarlas a otras necesidades, si así lo requieren.
>
>
  • ¿ Cómo nació el modelo Gavilán?
  • En enero de 2002 la Fundación Gabriel Piedrahita Uribe (FGPU) inició, con sus publicaciones en EDUTEKA, una cruzada tendiente a que la educación asumiera seriamente el reto de preparar a docentes y estudiantes para enfrentar con posibilidades de éxito la cantidad abrumadora de información a la que, especialmente con Internet, se puede acceder hoy en día.Todas las publicaciones de ese año estuvieron dedicadas a ofrecer materiales con planteamientos, ideas prácticas y recursos que ayudaran a los docentes a desarrollar en sus estudiantes la Competencia para Manejar Información (CMI) [1]. Ahora, años después, la FGPU regresa sobre este tema, luego de haber recorrido un camino importante aplicando en la práctica y en varias instituciones educativas, diversos modelos para tratar de alcanzar este fin.
  • Tras varios estudios de la FGPU, llegaron a muchos conceptos, y uno de ellos es el de Competencia para Manejar Información (CMI), definido como las habilidades, conocimientos y actitudes que el estudiante debe poner en práctica para: identificar lo que necesita saber en un momento dado, buscar efectivamente la información que esto requiere, determinar si esta información es pertinente para responder a sus necesidades y convertirla en conocimiento útil para solucionar Problemas de Información en contextos variados y reales de la vida cotidiana [1].
  • Para que los estudiantes desarrollen esta Competencia, es necesario que solucionen con frecuencia y con la orientación adecuada Problemas de Información; es decir, contesten preguntas sobre un tema o contexto específicos que ya tienen respuestas generalmente aceptadas por comunidades científicas o expertos en el área, pero que para llegar a ellas, se requiere ser Competente en el Manejo de Información.